By | octubre 20, 2014

sobreproteger hijos

Como es natural, el instinto de cualquier padre y madre es proteger a sus hijos de cualquier tipo de daño físico, mental o de cualquier tipo. Todos queremos que crezcan sanos, seguros y realizados. El simple pensamiento de ver que algo malo le suceda a nuestros niños es casi abrumadora, y es por ello, que como padres, siempre queremos intervenir para protegerlos de las cosas malas de la vida.

Pero resulta que esto podría tener el efecto contrario al deseado y convertir a tus hijos sin quererlo en el objetivo principal de los típicos “matones”. En 2013, se hizo un estudio científico con más de 200.000 niños para ver por qué motivo algunos de ellos están más expuestos a la intimidación. El estudio reveló que los niños que tenían padres abusivos eran más propensos a ser intimidados, pero que en segundo lugar, los niños que tenían padres sobreprotectores, también eran muy proclives a ser el objetivo de los compañeros de clase. Según el estudio, los niños necesitan pasar “un poco de angustia” en sus primeros años de vida. Si están al abrigo de demasiadas malas experiencias, entonces no llegan a aprender ciertos mecanismos básicos de supervivencia. El resultado es que son incapaces de responder de forma adecuada cuando tienen su primera experiencia con el “matón” de escuela y terminan por ser intimidados toda su vida. En otras palabras, evite sobreproteger a sus hijos si no quiere que su vida sea una pesadilla en el futuro. La moderación es importante en la crianza de los hijos, como en muchas áreas de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.