Un Salto en Caida Libre de Pesadilla

Vivir experiencias neuvas está muy bien. Es como la sal de la vida. Experimentar emociones fuertes puede hacernos sentir más vivos que nunca…o en algunos casos, que podamos pasar de éste mundo al otro.

Eso podría haberle sucedido a un joven llamado Jones que en su quinto salto en caída libre con paracaídas no imaginaba lo que le iba a pasar: perder el conocimiento nada más lanzarse desde la avioneta.

Por suerte, su instructor logró acercarse a él ysalvarle la vida tras abrir el paracaídas del joven, que parecía un muñeco a merced de la gravedad y la fuerza del aire, mientras cae a plomo a gran velocidad.

Yo siempre he pensado que aquello que dice la Biblia sobre “el suceso inesperado” es de lo más cierto que he aprendido en la vida. Así que por eso, lo mejor es evitar. Creo que si un poco de emoción puede significar un peligro real frente a los imprevistos, y acabar jugándome la vida, prefiero dedicarle ese tiempo a otras cosas, como estar con la familia… A mi lo del paracaidismo como que no.

Aquí te dejamos el video completo para que puedas ver por tí mismo lo terrible que debió ser vivir una situación como ésta.

 

(Fuente Nomadic adrenalina )

Jones volvió en sí cuando le quedaban 3.000 metros para llegar al suelo y fue capaz de aterrizar sin problemas. Dijo que aquello fue una experiencia “cercana a la muerte” y “terriblemente espantosa”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: