By | febrero 10, 2015

Ahora que se han puesto de moda las cámaras fijas que pueden ponerse en el salpicadero del coche, muchas personas están encontrando una fuente interesante de videos increíbles sobre accidentes o incidentes capaces de helarle la sangre al más pintado.

Y para muestra, un botón. En el siguiente video vemos un pequeño coche blanco que viaja por una carretera costera en Keelung, en el norte de Taiwan bajo una intensa lluvia. De repente, se produce un fuerte desprendimiento de tierra y barro que desplaza el vehículo unos metros hacia el lateral de la carretera. Es entonces cuando aparece una roca gigante que cae de la montaña y se dirige girando hacia el vehículo.

Posiblemente, de no haber ocurrido así, el coche hubiera quedado aplastado bajo la roca.

Salvado por los pelos de ser aplastado por una roca gigante

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.