By | abril 23, 2015

Los ratones y las serpientes (sobretodo si son una pitón) son enemigos naturales. Por naturaleza, las serpientes cazan y devoran ratones desde que el mundo es mundo. Cuando alguien tiene como mascota una pitón, lo lógico es que tenga que alimentarla y casi seguro use ratones vivos para ellos.

Es un bocado que le encanta a las serpientes. O al menos así ha sido siempre, hasta que ocurrió lo que vas a ver a continuación.

raton y piton amigos

Cuando Zoey compró este ratoncito blanco para dárselo como aperitivo a su mascota, nunca imaginó que acabaría surgiendo una relación casi amorosa entre ellos. Yo tampoco lo hubiera imaginado y aún me cuesta creerlo.

De todas formas, todavía queda por ver cuánto durarán los cariñitos cuando a la pitón le entre hambre…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.