Adicciones Extrañas Verdaderamente Reales

Las adicciones u obsesiones se producen como consecuencia de un transtorno mental. El cerebro produce sustancias que generan placer a la persona con el fin de reforzar la adicción. Realmente, cualquiera puede acabar por tener una adicción a casi cualquier cosa: la comida basura, comerse las uñas, beber demasiado, arrancarse los pelos de las cejas…

Existen una gran variedad de adicciones extrañas que resultan tan increíbles que quizás hasta podrías dudar que existieran, pero son absolutamente reales y muchas personas las padecen. ¿Quieres saber cuáles son? Sigue leyendo.

Adicciones Extrañas Verdaderamente Reales

1.- Comer tiza.

Comer tiza es una adicción bastante frecuente en adultos y niños pequeños. Aunque la tiza no está catalogada como peligrosa en caso de ingestión, lo cierto es que puede estar perfectamente contaminada por excrementos de ratas u otros animales o diversos productos químicos absorvidos durante su fabricación

2.- Realizarse operaciones de cirugía plástica

Muchas personas son adictas a realizarse cambios físicos acudiendo a centros de cirugía plástica o estética. A veces, la obsesión es tan grande que puede llevar a la persona a deformar su cuerpo y su rostro. Muchas personas gastan mucho dinero en cambiar su aspecto con la cirugía.

3.- Beber sangre humana

Una mujer llamada Julia Caples de Pennsylvania ha bebido sangre humana todos los días durante los últimos 30 años. Seguramente no sea la única, ya que muchos individuos conocidos como góticos, tienen la misma adicción. Bueno, ni qué decir que la sangre puede ser el vehículo de numerosas enfermedades…

4.- Beber Orina

Muchas personas son adictas a beber su propia orina. También se lavan la cara, los senos paranasales y los dientes con ella. Todo ello es debido a la creencia de que la propia orina tiene sustancias que resultan beneficiosas para la salud.

5.- Hacerse enemas de café

Para qué beberse un café calentito si te lo puedes meter por el culit…o. Pues sí, hay gente que es adicta a ponerse enemas de café. Quizás sea porque la cafeína es absorbida mucho más rápidamente de ésta manera por el cuerpo, o quizás porque como afirman los adictos a los enemas de café, resulta en una cura para los problemas gastrointestinales.

6.- Comer vidrio

Ésta adicción es una de las más peligrosas, ya que quienes la sufren, suelen causarse lesiones bastante considerables.

7.- Comer tierra

Comer tierra es algo que se ha practicado por muchas culturas a lo largo del tiempo. Sin embargo, comer demasiada o sin tener cuidado de dónde se come puede ser muy peligroso para la salud. Si alguien come tierra donde se han añadido excrementos, se podría contraer una infección casi mortal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: